Productos de Cannabis

Durante años, el principal problema de la medicina cannábica fueron el desconocimiento de las dosis terapéuticas y los efectos secundarios no deseados. Con el paso del tiempo y mayor investigación y desarrollo esto ya no es un problema de ignorancia sino de disponibilidad y accesibilidad.

El tetrahidrocannabinol (THC) fue el primer cannabinoide descubierto y sintetizado; se le atribuyeron todos los beneficios medicinales que se obtenían de la Cannabis, considerando sus efectos psicotrópicos como algo inevitable y fue por ellos que se prohibió la planta.

Fue este desconocimiento el que llevó a la invención de cannabinoides sintéticos modelados mediante la estructura química del THC y que obtuvieron resultados favorables en el tratamiento de la náusea provocada por la quimioterapia y la espasticidad típica de enfermedades neurodegenerativas pero se veían opacados por el extracto crudo de la planta, es decir, un espectro completo.

Posteriormente se descubrió al cannabidiol (CBD) y su diverso número de efectos benéficos sin el efecto narcótico; esto incitó al aislamiento del compuesto químico en concentrados. Si bien se obtuvieron gran cantidad de resultados favorables alrededor del mundo y con diferentes dolencias, estos seguían palideciendo a comparación del extracto crudo.

diferencias-thc-cbd

Hoy día estamos en la tendencia de usar medicina cannábica que consiste de utilizar ambos CBD y THC en diferentes relaciones (una común es la 1:1). Sin embargo siguen existiendo formulaciones que provocan el efecto psicotrópico puesto que se desconocían las verdaderas dosis efectivas y esto trae disgusto a ciertos pacientes que por condiciones especiales o moralidad no quieren sentirse de tal manera. Tal es el caso pues ambos cannabinoides tienen efectos antagónicos y agónicos entre ellos y a diferentes cantidades.

Es necesario señalar que las medicinas enfocadas a CBD deberán tener una relación CBD:THC de 20 a 1 para no sentir los efectos psicotrópicos, mientras que las enfocadas a los efectos benéficos del THC más que del CBD deben tener una relación CBD:THC de 8 a 1.

A pesar de conocerse estas relaciones, aún no se conocen las dosis en cuestión de gramos. Diversos estudios señalan 2.5mg de THC como el límite para obtener algunos de sus beneficios sin ponerte “high” mientras que para el CBD se recomienda iniciar con dosis de 1 a 10 mg/kg de peso corporal y adaptar la dosis conforme a los síntomas del paciente.

El consumo recreativo tiende a crear tolerancia en los consumidores y es el mismo caso con la medicina cannabinoide. Es necesario tener una rotación de dosis y cannabinoides y más aún si se trata de aislados de un solo cannabinoide.

Idealmente se iniciaría con una cantidad de CBD acorde el peso corporal del paciente y que puede ir aumentando con el paso del tiempo. Si no hay cambios significativos, deberá agregarse THC u otros cannabinoides a la fórmula.

Además es de considerarse la regulación en cada país. En México, se puede acceder a cannabinoides de dos formas: la compra de suplementos alimenticios que no tengan arriba del 1% de THC en su formulación y mediante tratamientos personalizados recetados y pedidos por doctores que cuenten con permiso de receta de estupefacientes.

A esta ecuación también se le suman los terpenos que le dan olor al Cannabis pues también tienen efectos terapéuticos que hacen sinergia con los cannabinoides. Es por esto que el extracto crudo (también llamado “full spectrum/espectro completo”) de la planta tiene mayor valor medicinal. Los diferentes perfiles terpénicos de las plantas ofrecerán linalol, limoneno, cariofileno, mirceno, pineno y entre otros en diferentes combinaciones y con diferentes efectos.

Finalmente también hay que mencionar a los productos aislados, es decir, que solo contienen un solo cannabinoides y que con los cuales se puede tener un control más riguroso del tratamiento aunque se necesiten dosis más elevadas. Es también libre de cualquier riesgo de psicotropicidad por el uso de THC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *