Beneficios ecológicos del cáñamo industrial

Además de los efectos terapéuticos y productos que se obtienen de la fibra, flor y semilla de la planta de Cannabis industrial, su cultivo en si es una actividad que de manera directa e indirecta trae beneficios al medio ambiente:

Gracias su corto ciclo productivo y a la forma de su crecimiento, el cáñamo no necesita de ningún tipo de plaguicida si se realiza un correcto arreglo de siembra. Esto es debido a que las plántulas de Cannabis, una vez mostrado el segundo par de hojas, comienzan a crecer más rápido que las malas hierbas dominando el dosel herbáceo al no permitir la entrada luz. Por otro lado existen pocas plagas específicas para la planta y esto seguirá así si se llevan a cabo metodologías agroecológicas de cultivo, como la rotación de cultivos.

La manera en que su raíz se desarrolla así como su demanda nutricional la hacen una opción como cultivo relevo o de cobertera para así mantener la actividad microbiana del suelo y suprimir especies arvenses que se muestran en el periodo de barbecho (descanso) del suelo mientras no hay producción. Incluso, dependiendo de la variedad, puede crecer en terrenos marginales que no dan producción significativa con otros cultivos.

Su alta tasa de captura de carbono es equiparable a la de los árboles con los cuales además compite como una de las especies que más biomasa produce en menos tiempo y es esto lo que la convierte en una alternativa excelente para obtener productos de papel que antes se obtenían de bosques importantes para el medio ambiente. Es más, la relación de celulosa y lignina que presenta, así como la forma de su pulpa y el contenido de grasas en sus semillas le confieren cualidades que son útiles para materiales de construcción, energéticos, bioplásticos, textiles y demás productos que hoy en día se obtienen de derivados del petróleo que como bien sabemos en su extracción, transformación y consumo está la mayor contaminación ambiental de nuestros tiempos.

Con tan alto potencial es necesario recordar que puede prestarse a abuso por lo que reiteramos nuestro compromiso con el crecimiento sustentable de la planta y cómo deber armonizarse con las actividades locales. Sistemas agroforestales y el fomento a las variedades nativas de México juntos con los demás objetivos del Desarrollo Sustentable son también prioridades que podrían alcanzarse gracias a la derrama económica e interés en el campo y el ámbito rural que el Cannabis traerá.


Facebook


Instagram


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *